Como en el Macondo de Gabo, llegó el hielo al Bajo Atrato.

HIELO PARA CONSERVAR, UN ANHELO QUE SE HIZO REALIDAD


La Asociación de Pescadores de Vigía de Curvaradó y La Grande ASOPESVIGRAN (Chocó), hoy producen hielo y conservan una importante cantidad de peces

En otrora, las comunidades sólo contaban con dos opciones frente a la comercialización del pescado, las cuales siempre estaban en desventaja para ellos: 1.- Vender a un precio “irrisorio” a los chaluperos que venían desde el Urabá y lo comercializaban en lugares como Montería, Cartagena y/o Barranquilla.
2.- Cocinar el pescado (prepararlo con humo y sal para conservarlo) y llevarlo a Quibdó en atados de arrobas. Teniendo en cuenta que entregado de esta manera baja el costo, la calidad y el sabor.

La segunda opción implicaba un trabajo desgastante, en una carrera contra reloj para que la cantidad de peces capturados no se fueran a dañar antes de abrirlos, limpiarlos, salarlos y dejarlos dos días llevando sol para que el proceso de secado surtiera el efecto final.
“Muchas veces tocó botar gran cantidad de peces, por el cansancio de hombres y mujeres debido a las extensas jornadas de trabajo o porque simplemente la sal no alcanzaba para conservar todo lo capturado durante la faena” así lo manifiesta Cristobalina Mena, líder de la región.

Hoy esa historia hace parte del pasado, cuando la institucionalidad representada en el IIAP y la comunidad, priorizaron esta iniciativa como una necesidad que lograría transformar las condiciones de vida de los habitantes de la zona y poblaciones vecinas.

Inversiones realizadas por el proyecto #DesarrolloLocalSostenible y Gobernanza para la Paz, financiado por la Unión Europea en Colombia y coejecutado por el IIAP Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacifico, han permitido que la asociación de pescadores de Vigía de Curvaradó y la Grande – ASOPESVIGRAN tengan en funcionamiento una salmuera para producir hielo a gran escala, y un cuarto frío para conservar el pescado fresco producto de las faenas de pesca realizadas por los pescadores.

La Salmuera de 4.5 mts2 con capacidad para producir 35 bloques de hielo al día, genera ingresos hasta por $3.840.000 mensuales en épocas de subienda. El cuarto frío con un área de 32 mts3, con capacidad para almacenar hasta 3 toneladas, permite almacenar el hielo y el pescado principalmente en temporada baja.

La Salmuera y el cuarto frío fueron adquiridos por la Asociación en 2017 gracias al proyecto IRACA Coordinado por el DPS, posteriormente el proyecto Desarrollo Local Sostenible y Gobernanza para la Paz, a finales de 2018, realizó la instalación y puesta en marcha de dichos equipos; además, para garantizar la sostenibilidad de los mismos, ha venido capacitando a los pescadores a través de diferentes contratos y convenios en aspectos administrativos, técnicos y financieros.
“La ejecución de las obras, también ha contemplado el mejoramiento y adecuación del centro de acopio de la Asociación, donde los pescadores podrán realizar la manipulación del pescado con todos los parámetros requeridos por el INVIMA” Así lo dio a conocer la Coordinadora de DLS Pacífico, Yenecith Torres Allín. El proceso de construcción que contará con una inversión aproximada de $110.000.000 viene siendo realizado de manera conjunta con los pescadores, quienes aportarán arena y madera extraída con los permisos ambientales requeridos por CODECHOCO.

Carmen del Darién cuenta con innumerables riquezas naturales, entre ellas 24 ciénagas lo que ofrece a sus comunidades una gran variedad de especies ícticas, entre ellas el Bochachico y el Dentón. “Es importante destacar que el proyecto también ha generado un trabajo de concientización frente a las artes de pesca, los pescadores de la Asociación utilizan mallas con ojo superior a 4.0 milímetros, lo que les permite respetar las tallas mínimas y realizar una pesca responsable» Indica Libia Santos profesional de la AUNAP.

Aunque en el pasado fueron fuertemente golpeados por grupos al margen de la Ley, hoy los pescadores de Carmen del Darién tienen esperanzas «Queremos vivir en paz y conservando nuestra naturaleza, nos sentimos muy contentos de estar implementando nuevas alternativas para poder construir un proceso de paz cada día más duradero» Así lo dijo Jover Palacios, pescador y Representante Legal del CCM de Vigía de Curvaradó.

Comunicaciones IIAP Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacifico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenidos al Manduco.com ,el Periódico que "Golpea a los Torcidos".
Powered by